Wikipedia

La colaboración en la Wikipedia como herramienta de educación de los futuros ciudadanos digitales

Una reflexión sobre cómo colaborar en la Wikipedia puede ayudar a instalar en internet las reglas de una comunidad solidaria, democrática y respetuosa del trabajo en común.

José Antonio Millán:  Lingüista, escritor y editor de libros y obras electrónicas. Fue director del Centro Virtual Cervantes y editó el CD-ROM del Diccionario de la RAE (1995). Su sitio web: www.jamillan.com incluye una sección sobre edición electrónica, Libros & Bitios.

 

Soy un consultador habitual de la Wikipedia, como la mayoría de los usuarios de internet. Soy también (y aquí entro en una franca minoría) colaborador de la obra; no soy un colaborador muy frecuente, pero lo soy.

He creado algún artículo nuevo, he añadido datos a muchos y he corregido erratas y errores en muchísimos, esto último en virtud de mi primitivo oficio de corrector, que la enciclopedia colaborativa me ha permitido seguir ejerciendo.

He empujado también a gente a convertirse en colaboradores de la obra, a través de encuentros con profesores y colectivos similares. En intervenciones que ahora llaman de sensibilización a las nuevas tecnologías, he demostrado cómo se edita la Wikipedia, y acto seguido les he lanzado a hacerlo. A veces no es fácil: recuerdo perfectamente la impresión que me produjo (¡a mí, un curtido habitante del ciberespacio!) la primera vez que pulsé “publicar” y vi mi intervención allí, en la página web, disponible para quien quisiera mirarla.

Pero la revelación mayor que he tenido sobre la enciclopedia ha venido al considerar su uso en clase, con estudiantes de educación secundaria. Lo hice al hilo de sistematizar toda una serie de prácticas en un volumen, que se acabó titulando Hacia la escuela 2.0. Proyectos con programas gratuitos para formar ciudadanos de la sociedad del conocimiento [1], editado en Madrid en el 2009, por ediciones SM.

Los principios básicos de comportamiento en el mundo virtual (que, por cierto, coinciden en buena medida con los del mundo real) son un puñado tan solo, y se pueden enunciar rápidamente. Pero mejor que enumerarlos en el vacío es ver cómo se activan en un proyecto concreto. ¿Y cuál mejor que la Wikipedia?

Lo que descubrí al trabajar sobre esta cuestión se puede formular rápidamente:

si un estudiante se convierte en un buen colaborador de la Wikipedia, habrá dominado casi todas las herramientas conceptuales y sociales que requiere la sociedad digital.

En los párrafos inmediatos voy a desarrollar esta idea, dirigiéndome como interlocutor ficticio a un estudiante.

1.    En la Wikipedia no eres el único autor

En contra del individualismo dominante, a contracorriente de un sistema educativo donde cuentan los resultados personales, uno colabora en la Wikipedia a sabiendas de que su intervención puede ser enmendada por otros, acabar irreconocible por intervenciones extrañas, e incluso desvanecerse.
Uno podrá luchar por mantener lo que ha hecho (si está razonablemente seguro de que es la mejor opción), o volver atrás una modificación ajena que juzga inoportuna. Pero no debería entrar en guerras de escrituras y borrados (wikiwars): hay mejores opciones, entre otras la discusión pública (véase apartado 8).

2.    Cualquier ayuda es valiosa

Si dominas un tema (da igual que sea botánica o música folklórica), seguro que puedes crear o mejorar alguna entrada de la Wikipedia.

Si no es así, probablemente podrás arreglar una frase que ha escrito otro, para que se entienda mejor, o serás capaz de corregir una palabra con mala ortografía. Si no, puedes crear hiperenlaces en partes de las entradas que deberían tenerlos (para remitir a otras entradas de la Wikipedia), o puedes velar en general porque se respeten las reglas de colaboración (apartado 5).

Puedes también traducir un artículo que esté bien hecho en la Wikipedia de otra lengua y falte en la nuestra: dado que, por ejemplo, en la versión inglesa hay muchos más artículos que en la española, seguro que puedes traducir al castellano entradas muy interesantes que nos faltan.

¿No se te dan bien las letras: ni crear, ni corregir, ni traducir? Pues también puedes aportar imágenes o sonidos (apartado 6).

¿No te sientes capaz de nada de lo anterior? Cuéntale a un amigo cómo funciona la Wikipedia, a ver si él puede colaborar.

En general, siempre puedes encontrar algo que hacer, si quieres hacerlo.

3.    La Wikipedia es para compartir

La clave de la Wikipedia es la reutilización de sus materiales. Cuando uno hace cualquier intervención en ella está aceptando que su aportación se pueda copiar, que se pueda incorporar a otra obra o que se le dé cualquier tipo de utilización, incluso comercial. La licencia por la que se rige la enciclopedia [2] permite estas posibilidades, siempre y cuando las obras que se deriven de ella conserven la misma licencia.

La razón es bien clara: para que el proyecto tenga una utilidad máxima para todos, incluso los más desfavorecidos, debe poder estar disponible de la manera más amplia posible. ¿Que una institución quiere difundir copias de la enciclopedia en CD-ROM? Maravilloso: podrán consultarla incluso personas sin acceso a internet... ¿Que un editor quiere hacer un libro con una selección de entradas, y luego venderlo (como ocurrió en Alemania)? Perfecto: así podrá acceder a ella hasta quien no use ordenador.

4.    Escribir hoy y aquí para mañana y allá

Esto no es algo exclusivo de la Wikipedia, sino general de la comunicación escrita, y aun de la comunicación en general, pero es una cuestión clave.

Al redactar una entrada, piensa en que se puede leer dentro de diez años y en cualquier parte del mundo. Evita referencias espaciotemporales como “aquí” o “en este país”, “en la actualidad”. Escribe mejor: “en la Argentina, en el 2010”.

En el ciberespacio estamos creando obras para nuestros compañeros, o nuestros compatriotas, pero también –y no hay que olvidarlo– para quienes están lejos de nosotros en el espacio y en el tiempo.

5.    Ajústate a las reglas

La colaboración en la Wikipedia se rige por unas reglas bastante depuradas, que han surgido a través de años de trabajo y colaboración. Son fácilmente consultables en su sitio web [3].

Puede que la primera vez que las leas haya cosas que no entiendas, pero seguramente será útil que las consultes cuando tengas alguna duda.

En general, hay que procurar seguir las reglas. Si no lo hacemos, eso provocará más trabajo a otros colaboradores, que tendrán que enmendar lo que hemos hecho mal o incompletamente, de modo que vale la pena hacer un esfuerzo.

6.    Colabora con imágenes o sonidos

Al lado de la Wikipedia están los Wikimedia Commons [4].  Es como un gran almacén al que puedes contribuir con imágenes, sonidos, películas... Muchos de ellos acaban ilustrando entradas de la Wikipedia.

Pero como los principios que rigen los Wikimedia Commons son los mismos que los de la Wikipedia (que hemos visto en el apartado 3), tus fotos o tus grabaciones podrán acabar incorporadas no solo a la enciclopedia, sino también a otros muchos sitios.

No hace falta ser un gran fotógrafo, ni tener un equipo especial. Muchos teléfonos celulares tiene cámaras que resultan suficientes para sacar una foto publicable en la Web que dé una idea de cómo es un edificio, o una mariposa.

7.    Usa referencias y cítalas

Los contenidos que se ponen en la Wikipedia no deben salir de la nada. En lo posible, toma las cosas que escribes de fuentes fiables: libros, artículos de revistas o sitios web serios. Si haces una cita al pie de la letra, ponla entre comillas (apartado 8). Luego –y esto es muy importante– crea una nota con la referencia completa de donde lo hayas tomado: autor, título, año, etcétera.

De esta manera estarás fundamentando lo que dices, pero además, si alguien quiere ampliar una información, precisar un dato, etc., podrá acudir al sitio de donde lo tomaste. Este procedimiento, construir el saber de hoy a partir de los saberes acumulados antes, lleva muchos siglos funcionando y es un elemento valioso de nuestra cultura, tanto en la Web como fuera de ella.

8.    Respeta la propiedad ajena

No incluyas en la Wikipedia una imagen que has encontrado en otra web: puede ser que esa imagen tenga dueño, y que a su propietario no le guste verla en otro lugar.

Tampoco copies párrafos de un artículo sin indicar que lo haces. Si quieres citar lo que dice otra persona (y eso es algo recomendable, como hemos visto en el apartado 7), pon sus palabras entre comillas, de modo que se diferencie bien entre lo que dices tú y lo que dicen otros.

Pero no parece una práctica muy buena hacer una entrada exclusivamente a base de copiar de otro sitio, ni aunque lo entrecomilles...

9.    Discute, en vez de pelearte

Si hay algún problema con una entrada en concreto, en vez de entrar en una guerra en la que vuelves a escribir lo que otro ha borrado (y así una y otra vez), lo mejor es llevarlo a un debate público. Cada entrada tiene en su misma página una pestaña llamada “Discusión”. En ella se puede discutir abiertamente el problema, y buscar un acuerdo entre los colaboradores.

De ese modo, acciones que podrían ser ofensivas o entenderse mal, como por ejemplo suprimir o enmendar partes de la entrada de otro colaborador, se pueden abrir al comentario general, y solucionarse adecuadamente.

10.    Sé tú mismo (incluso disfrazado)

Como colaborador de la Wikipedia puedes ser anónimo, pero mejor es ser un usuario registrado. Nadie dice que tengas que dar tu nombre legal: puedes usar un nick (sobrenombre o apodo), pero sí que conviene que cumplas estas pocas reglas:

  • no seas un usuario anónimo
  • no adoptes un nick parecido al de otra persona: escoge el tuyo propio
  • usa el mismo nick en todas tus aportaciones a la obra

De esta forma, estarás construyendo tu personalidad en el ciberespacio, y la gente sabrá que el “SteelNahuel” que ha aportado esas fotografías de mariposas también es el que corrigió la ortografía de varias entradas.

En resumen

Respetar las reglas del juego, ayudar en lo que podamos, sumar nuestros esfuerzos a los de los demás, debatir en vez de pelear, dejar constancia de que queremos compartir el fruto de nuestro trabajo, pensar en el receptor, contar de dónde hemos tomado las cosas, respetar la propiedad ajena, gestionar adecuadamente nuestra personalidad virtual...

Todos estos elementos –constituyentes valiosos de la vida en el ciberespacio– se ponen en práctica colaborando en la Wikipedia.

Para construir la internet que queremos no veo mejor formación para los jóvenes que la práctica colaborativa en la enciclopedia.

__________________

 

Este texto se encuentra bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Unported (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.es)

[1] El libro se puede leer en la Web: http://previewlibros.grupo-sm.com/09D0B5F7-6F42-43B9-9126-F58E50C376B4.html, y aquí están todos sus enlaces: http://jamillan.com/escuela20/. Hay una segunda edición del 2010 también.

[2] http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Derechos_de_autor

[3] http://es.wikipedia.org/wiki/Ayuda:C%C3%B3mo_puedo_colaborar

[4] http://commons.wikimedia.org/wiki/Portada

Acerca de Créditos Mapa del sitio Condiciones de uso
educ.ar Canal Encuentro Paka Paka Tecnópolis TV Anses Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología Presidencia de la Nación Argentina Python Argentina Wikipedia